Olvidó su Contraseña?
Crear Cuenta
slide 3

Fútbol

Todo lo que necesitas saber sobre lo que ocurre en el CDUC

Fútbol


El que quiera Celeste...

Universidad Católica enfrentó a O'Higgins de Rancagua por la undécima fecha del Torneo Nacional. En San Carlos de Apoquindo Cruzados y celestes abrían la fecha con la misión de un buen espectáculo. cinco a dos fue el resultado de un partido que sería la antesala de la vuelta de la UC a la Copa Libertadores porque el martes, en Boedo, el equipo enfrentará a San Lorenzo de Almagro. 


La UC formó con Franco Costanzo, Stefano Magnasco, Germán Lanaro, Guillermo Maripán y Alfonso Parot. En mediocampo Salas alineó a Carlos Lobos, César Fuentes y Carlos Espinosa; por las bandas Cristián Bravo y Fernando Cordero. En ataque hoy tuvo su oportunidad Roberto Gutiérrez. Varias sustituciones presentó la UC que le pone particular atención a lo internacional. 

Minuto seis y Carlos Lobos aprovechó una llegada por la izquierda de Universidad Católica para derrotar a Miguel Pinto y poner el primer tanto del partido. Poco duró la alegría porque un par de minutos más tarde un cabezazo de Pablo Calandria pondría el uno a uno. El partido prometía y se ponía intenso con ambos equipos queriendo ganar el partido.

Antes de los veinte la visita logró otro tanto mediante una buena acción de Martín Rolle que venció la portería de Franco Costanzo y puso el dos a uno parcial, pero el cuadro de Mario Salas no quería que los rancagüinos se llevaran el triunfo y mediante un acierto de Carlos Espinosa la UC pondría el dos a dos parcial. Fue un gran gol para 45 minutos de alta intensidad. 

De vuelta de camarines la UC retornó con una novedad. Cristián Álvarez reemplazó a un contundido Germán Lanaro; sin embargo las buenas noticias para el local llegarían en el minuto 56 con otro tanto de Carlos Espinosa que en una buena actuación del volante veía redondeada su noche con dos anotaciones, aportando así para el tres a dos parcial. La UC comenzaba a controlar el partido y el resultado.

Hecho para destacar fue el ingreso de Milovan Mirosevic en el minuto 75 de partido. El símbolo de Universidad Católica reemplazó al goleador de la noche y lo hizo entre los aplausos del público Cruzado. De esta manera la UC comenzaba a cerrar una noche feliz porque Roberto Gutiérrez decretaría el cinco a dos final y luego Fabián Manzano decretaría el quinto. Los Cruzados ahora prepararán la visita a Buenos Aires para medirse este martes 25, a las 21 horas, ante San Lorenzo de Almagro.

Publicado por