Olvidó su Contraseña?
Crear Cuenta
slide 3

Hockey Césped

Todo lo que necesitas saber sobre lo que ocurre en el CDUC

Hockey Césped

Su principal objetivo es enseñar y entrenar a los deportistas de la rama, desde su etapa de Escuela (6 a 8 años) hasta su etapa adulta. Funciona con un total cercano a los 230 deportistas, damas y varones, en todas sus categorías, más una Escuela compuesta por aproximadamente 50 alumnos. Hoy es la Rama más grande del Club. Para más información sobre la rama y escuela, click aquí.


Matías Amoroso: “El desafío es volver a coronarnos campeones”

Hace un año, las chicas del Hockey Césped UC se convirtieron en las Campeonas de Honor luego de vencer por 3 a 1 a PWCC. La semifinal contra COGS estuvo apretada y se definió por penales con un marcador que terminó a favor de las cruzadas y les abrió la puerta a la gran final nacional.

El equipo precordillerano llegaba como el campeón del Torneo de Apertura, en la Copa de Honor se reunieron los cuatro mejores equipos del año 2019 y el entrenador Matías Amoroso fue el encargado de dirigir al primer equipo femenino hasta alcanzar la gloria.

A continuación, los invitamos a leer la entrevista del DT Matías Amoroso y a rememorar aquella victoria marcada por el trabajo, el esfuerzo y la garra:

¿Cómo fue el camino para llegar a estar en el Grupo de Honor?
Nosotros veníamos de un muy buen 2018, particularmente en el segundo semestre y el 2019 tuvimos un excelente primer semestre. Eso nos dejaba ubicados para jugar después en el grupo de honor a final de año. Fue un camino intenso, de muchos partidos y el equipo venía bastante desgastado para esa Copa de Honor, con algunas lesionadas como Vale Rinaudo y Cata Barahona, y aunque fue un camino duro, el equipo estuvo muy unido y eso fue muy importante.

¿Cuál fue el partido más difícil que les tocó enfrentar?
Yo creo que el partido más difícil fue la semifinal contra COGS. Dominamos todo el partido pero son esos momentos en que el gol no quiere entrar y nos fuimos a los penales australianos. Por momentos estuvimos abajo en el marcador, pero ahí apareció Natalia Salvador que tuvo una muy buena actuación en esos penales y después definió Valentina Rinaudo, lo que nos llevó a la final contra Country.

¿Cómo recuerdas la final contra PWCC?
La final contra Country la enfrentamos con muchas ganas porque ya nos había dejado fuera en semifinales del Torneo de Clausura, entonces fue un partido que desde un principio entramos híper concentradas. Lo recuerdo como un partido en que en ningún momento pensamos que lo podíamos perder, fue un desarrollo muy claro por parte nuestra en el manejo y además tuvimos la suerte que no habíamos tenido en la semifinal con COGS de que a los pocos minutos Valentina Rinaudo abrió el marcador. Con eso nos soltamos y sacamos lo mejor de nuestro juego.

Desde el punto de vista técnico, ¿cuáles fueron las claves para lograr el campeonato?
Yo creo que la solidez que tuvimos en la presión y las distintas presiones que supimos manejar a lo largo de todo el campeonato en la recuperación de la pelota, fue uno de los factores que trabajamos mucho. También el llevar al rival a los sectores que nosotros queríamos y modificar dentro de un mismo partido las presiones, la capacidad del equipo de ir variando y que los rivales no lo podían leer fue una de las cosas más importantes. Eso sin la pelota y con la pelota, creo que la velocidad en las transiciones. Tenemos jugadoras que tienen pases largos muy buenos, un mediocampo que jugaba muy vertical y unas delanteras que estuvieron muy finas hacia el fin del campeonato, lo que nos llevó por muy buen camino.

La final fue contra un clásico rival, ¿cómo manejaron la presión?
En el equipo, Country produce siempre algo especial. Un nerviosismo que con el tiempo se logró transformar en concentración. Un nervio que te lleva a estar muy concentrado en la marca, en la recepción, en el pase, en no perder esos uno contra uno y creo que eso lo logramos, así que yo te diría que el amarillo es un color que nos produce concentración y enfoque. En los partidos previos, nos ponemos ese objetivo como equipo de sacar toda la garra, toda la pasión y el carisma que caracteriza a las jugadoras de Católica.

¿Qué características definen al equipo campeón de la Copa de Honor 2019?
Creo que se fueron consolidando jugadoras de mucha experiencia deportiva como son Francisca Pizarro, Coni Palma, Agustina Solano, Valentina Rinaudo, Natalia Salvador en el arco y Fernanda Flores en la defensa. Creo que tenemos esas jugadoras que son jóvenes pero con experiencia deportiva y además fue la consolidación de jugadoras más jóvenes como Francisca Parra y Jael Román, que van apareciendo y van buscando un lugar y un nombre dentro del equipo de primera división. También tuvimos la oportunidad de jugar con chicas de la sub16 como Martina Gago, Monserrat Obon y otras jugadoras que aportaron muchísimo en lo que fue el proceso. También hubo otras jugadoras que hacen ese trabajo sucio por momentos, como Catalina Barahona que sin ella en la banda izquierda, habría sido muy complicado. También tuvimos importantes aportes de jugadoras de intermedia como Valentina Bittelman, así que creo que fue un muy buen momento.

Como entrenador, ¿qué significó para ti este título?
Para mí, la obtención de la Copa de Honor es parte de este proceso por el cual volví a Católica. Yo a este equipo lo entrené cuando las chicas tenían 14 y 15 años, y por distintas razones me fui a otro club. Tuve otro desarrollo como entrenador y volví a Católica a tomarlas en primera división. Para mí, en lo personal es estar en un ciclo de cierre deportivo de estas chicas, donde pude estar en las bases y me llena de orgullo encontrarme con este grupo de jugadoras que han logrado una experiencia enorme. Creo que les vine a aportar espíritu de trabajo en conjunto, de equipo y es muy importante ese proceso de madurez tanto de ellas como mío.

¿Cómo enfrentan el recambio de jugadoras?
Creo que la Católica tiene la suerte de que tiene un recambio natural. Las jugadoras de abajo vienen pisando fuerte y naturalmente empiezan a encontrar un espacio en la primera división. Las jugadoras que están en la primera división, están en un muy buen nivel, no le hacen la tarea fácil a estas jugadoras más jóvenes y se logra un complemento, una sana competencia deportiva entre ellas donde lo más importante es la camiseta y los logros. El recambio está siendo paulatino pero muy bien implementado.

¿Cuáles son los próximos desafíos del Hockey Césped UC para el 2021?
A nivel nacional, el desafío para Católica es estar dentro de los finalistas y obviamente, el tener nuevamente el título del Apertura y ojalá Clausura del año 2021. Después, siempre estamos con ese bichito de jugar a nivel internacional como club y esta vez se nos dio. Estamos invitados para el mes de febrero a Guanajuato, México a jugar una copa con clubes mexicanos, selecciones de México y selecciones de Puerto Rico que también van a participar. Es un lindo desafío como pretemporada para el año 2021 así que te diría que el desafío es volver a coronarnos campeones del Apertura y Clausura, eso es lo que marca el espíritu y el entrenamiento de cada una de las chicas.

 

Publicado por Valentina Faundez